Las lesiones del cerebelo pueden producirse por causas variadas tumores, ICTUS, o enfermedades progresivas. El cerebelo se encarga de muchas funciones que controlamos de forma automática, no consciente, como la postura, la equilibración, la medición de distancias, la alternancia de movimientos contrarios, el control refinado de los movimientos de los dedos y de las contracciones musculares en general, etc… Las lesiones cerebelosas generan un déficit de estabilidad y de control de movimiento característica que recibe el nombre de ATAXIA. En Neurofisio realizamos tratamiento específico para recuperar el control del movimiento en lesiones cerebelosas..

SINDROMES CEREBELOSOS

 

¿Cuáles son las causas de los síndromes CEREBELOSOS?

Las lesiones del cerebelo pueden ocurrir por causas variadas:

Tumores de la fosa posterior del cráneo: Los tumores en esta región pueden afectar al cerebelo, pueden asociar la afectación de áreas cerebrales que controlan la vista, y pueden afectar a zonas del tronco encefálico pudiendo ocasionar lesiones de los pares craneales, que son nervios que controlan funciones específicas como el movimiento de los ojos, los músculos de la cara, de la lengua, etc… En muchas ocasiones es precisa una intervención quirúrgica para extirpar el tumor y esto puede producir un agravamiento de los síntomas motores en virtud de salvar la vida del paciente. Los tratamientos de radioterapia pueden provocar edema posterior por lo que el paciente puede experimentar recaídas en los síntomas mientras realiza su tratamiento de radioterapia, se trata de agravamientos temporales que se resuelven cuando el edema baja y el paciente puede continuar recuperándose.

ICTUS: la fosa posterior del cráneo esta irrigada, principalmente, por las arterias vertebrales que se unen formando la arteria basilar. Una lesión aguda en cualquiera de estas estructuras puede dejar sin riego una zona concreta del cerebelo, que dejara de funcionar. Los ICTUS cerebelosos producen una lesión estable, no progresiva, y con el tratamiento adecuado otras zonas del sistema nervioso son capaces de asumir una parte de las funciones pérdidas o todas ellas en lesiones de menor extensión.

ENFERMEDADES CEREBELOSAS o ESPIN0CEREBELOSAS: existe un grupo de enfermedades neurodegenerativas que afecta de forma específica al cerebelo. Se trata de enfermedades progresivas, existen formas variadas y la evolución en cada paciente es diferente. Muchas de ellas permiten mantener una actividad normal durante varios años hasta que los síntomas dificultan en exceso las funciones que realiza el paciente. En este tipo de enfermedades el tratamiento debe ser precoz, aprovechando los momentos de pocos síntomas para una ganancia de capacidades. Cuando los síntomas se acentúan será necesario incrementar la intensidad de la atención para compensar los déficits que surgen. Pueden encontrar más información sobre enfermedades neurodegenerativas en el apartado correspondiente.

 

¿Cuáles son los síntomas de una lesión cerebelosa?

Es difícil generalizar en este grupo de enfermedades tan heterogéneo, dependerá del tipo de enfermedad, de la progresión que tenga, y de las características individuales, pero podemos hablar de forma genérica de:

El cerebelo es un órgano amplio y la lesión completa no es frecuente, dependiendo de la región del cerebelo lesionada podemos encontrar unos síntomas u otros.

HIPOTONIA-DISTONIA: El tono muscular es el estado de contracción de los músculos cuando estamos en reposo. El tono muscular no es estable, varía según muchos factores, como la posición del cuerpo, de la cabeza o factores como el estado de ánimo. Un adecuado control del tono muscular facilita por ejemplo un buen control postural. El control del tono es una función automática y compleja en ella participan diversas estructuras y el cerebelo es una parte fundamental. Nuestro tono muscular aumenta por ejemplo al realizar un movimiento con un segmento de nuestro cuerpo situado a distancia, lo cual nos permite mantener la postura mientras nos movemos.

DISDIADOCOCINESIA: con este nombre tan difícil de pronunciar nos referimos a la imposibilidad de realizar movimientos alternantes a gran velocidad. El Cerebelo controla la alternancia de agonistas y antagonistas, anticipando que cuando un musculo se contrae se relaje el opuesto. Otras estructuras colaboran en esta función pero cuando los movimientos alternantes deben ser rápidos y con muchas repeticiones la acción automática y anticipatoria del cerebelo es muy importante.

MAREOS-VOMITOS: El cerebelo tiene una íntima relación con el sistema vestibular, sobre todo su parte central, llamada vestíbulo-cerebelo. El sistema vestibular es el encargado de informarnos del movimiento de la cabeza en el espacio, que combinado con la información del movimiento del cuerpo nos indica, si estamos quietos o nos estamos moviendo y lo que se mueve es nuestra cabeza, la dirección y velocidad del movimiento. El sistema vestibular tiene estrechas conexiones con las neuronas que mueven los ojos para permitirnos mantener la mirada durante el movimiento de la cabeza o el cuerpo, y seguir el movimiento de un objeto. Cuando algo falla en el sistema vestibular o en cualquier parte de su organización pueden ocurrir diferentes fenómenos, podemos tener sensaciones de giro (vértigos), sensaciones de inestabilidad (mareo), reflejos sobre el aparato digestivo (vómitos), movimiento involuntario de los ojos (NISTAGMO).

MOVIMIENTOS BRUSCOS: La falta de control entre agonistas y antagonistas hace que sea difícil controlar el final del movimiento, al paciente cerebeloso le resulta difícil calcular cuando tiene que frenar el movimiento y le resulta difícil coordinar la acción muscular para realizarlo.

TEMBLOR INTENCIONAL: En el paciente cerebeloso podemos observa temblor que aparece durante el movimiento debido a la dificultad de mantener fijas las articulaciones proximales para tener un control fino a nivel distal. En los pacientes con síntomas cerebeloso puede aparecer también temblor de la cabeza o en tronco.

ALTERACIONES DEL HABLA: la coordinadinacion de músculos agonistas y antagonistas puede afectar a los músculos fonadores provocando que los movimientos sean bruscos y poco controlando, dificultando mucho la comunicación verbal.

 

¿Que aspectos debemos trabajar en el paciente con lesión Cerebelosa?

El paciente con lesión cerebelosa no tiene parálisis, puede realizar movimientos, pero ha perdido parte del control que realizamos sobre los movimientos, además esta pérdida de control es sobre componentes de control automático del movimiento, es de decir controles delos que no siquiera somos conscientes.

Esto genera una dificultad añadida en el proceso de reeducación, que se traduce en que los aprendizajes se vuelven mucho más lentos ya que la del cerebelo es una estructura fundamental para automatizar los movimientos aprendidos.

Serán aspectos fundamentales a trabajar:

LA ESTABILIDAD: La falta de estabilidad puede tener varias causas en el paciente con lesión cerebelosa, el sistema vestibular, de la rigidez o falta de tono del tronco, del control de movimientos, las asinergias, son las causas que pueden estar detrás del déficit de estabilidad. La evaluación individual y el abordaje específico de cada una de ellas.

EL CONTROL FINAL DEL MOVIMIENTO: La planificación de movimientos cerrados y concretos facilita la solicitud de un control del final de movimiento. El paciente cerebeloso debe enfrentarse a ejercicios que le soliciten una planificación de movimientos concretos con un principio y un fin anterior al final del recorrido articular. El entrenamiento de movimientos de frenada (contracción excéntrica) es útil para mejorar esta coordinación.

 

LAS ASINERGIAS: Cuando nos movemos debemos ser capaces de combinar la firmeza y la movilidad, en los movimientos cotidianos realizamos apoyos a distancia y debemos ser capaces de transmitir la fuerza generada en una parte del cuerpo a otra distante. Sirva de ejemplo, pese a ser exagerado, el gesto de tirar de una cuerda. La fuerza generada por los miembros inferiores debe transmitirse a través del cuerpo hasta la cuerda y combinarse con el trabajo del tronco y los miembros superiores, este conjunto de contracciones musculares orientadas a la misma finalidad recibe el nombre de sinergia. El paciente cerebeloso tiene especial dificultad para controlar estos movimientos globales y combinados.

LA MANIPULACION: la dificultad para controlar la distancia del movimiento, de frenar el recorrido del movimientos, de estabilizar las articulaciones proximales, y de realizar movimientos finos de los dedos hace que la manipulación sea una tarea muy complicada para el paciente cerebeloso. El trabajo combinado de la fisioterapia con la Terapia Ocupacional nos ayudara a mejorar este control y ser más eficaces en las tareas cotidianas.

EL HABLA: La comunicación es fundamental y el trabajo de Logopedia es necesario cuando esta función está afectada por una lesión cerebelosa, el entrenamiento de praxias bucofonatorias y el control respiratorio es fundamental.